lunes, 10 de noviembre de 2008

Esos pequeños gestos que valen mucho

El otro día estaba de guardia y a los alumnos que llegan tarde o se portan "inadecuadamente" se les lleva a un aula especial llamada "Aula de trabajo personal".

No quería comentar nada sobre el eufemismo aquí, iba por otro camino.

El caso es que estaba yo allí con 7 u 8 clientes (era primera hora así que casi todos estaban por retraso) y me dice una chica que no entendía las progresiones aritméticas.

Bueno pues uno que tiene su corazoncito, no pudo más que explicárselo.

Decía un matemático (no sé si Terence Tao, no me hagáis mucho caso) que los mejores momentos que te puede dar las matemáticas eran de dos tipos, uno cuando comprendes algo y otro cuando consigues que alguien lo comprenda.

Pues me ocurrió lo segundo, la cara de la chica se iluminó con esa expresión que tiene alguien que no le gustan mucho las matemáticas pero que ha entendido una cosa y está viendo la belleza que tienen.

Esos momentos son los que merecen la pena. Ahora la chica me saluda por los pasillos como con cara de agradecimiento.

Gracias a ti.

P.

9 comentarios:

Cristinaa dijo...

¡Hola!
Se te echaba ya de menos por aquí!!
Qué tal todo?
Desde luego que esa chica te estará agradecida, hay veces que lo más mínimo significa mucho para una persona...
Un saludo!

PLB dijo...

Hola Cristina:

No tengo tiempo de mucho. He leido un poco lo que has ido escribiendo.

Tengo una sorpresa en forma de borrador, espero sacarlo en breve.

No sé si no me expliqué bien, al gesto al que me refería no era al mio, era al suyo.

Un abrazo.

P.

Cristinaa dijo...

Hola!
Jajaja, si te has explicado bien. Ella estará agradecida de que le hayas explicado eso y lo haya entendido jaja
Y lo de "hay veces que lo..." iba porque aunque ella no se dé cuenta el que te mirara así significó tanto para tí que has llegado a escribir sobre eso...
Un beso!

Vic dijo...

Tampoco voy a entrar en polémica en tu blog. Faltaría más, pero cuanto más difícil , más personalizada la enseñanza y no al revés como pasa en España

Un profe cualquiera... dijo...

Aquí va un chiste (malo):

Dos profesores de ________ (rellena con tu asignatura) se encuentran en la cafetería y uno comienza contar:
-"Ayer estoy en clase explicando parábolas y al final de la expliación una alumna me dice que no lo ha entendido. Se lo cuento por segunda vez e igualmente dice que no ha entendido. Lo explico por tercera vez... y a la tercera, ¡oye!, a la tercera LO ENTENDÍ YO!!!"

PBL, gracias por pasar por mi blog. Decirte que Joaquín es un nombre ficticio, como lo son todos en el blog. Pero me parecen muchas casualidades, la verdad. ¿Me puedes decir las inciales del centro en el que Joaquín da clases, en el caso que lo sepas?
Un saludo.

(Cristinaa, estas por todos lados, corazón)

PLB dijo...

Hola a todos.

Gracias por vuestros comentarios.

Cris: me alegra haberme explicado bien, ójala fuera siempre así.

Vic: tienes permiso para entrar en polémica (aunque yo no entre je je).

UPC: Mmmm demasiadas coincidencias ¿de verdad es un nombre ficticio? que bueno. No sé el centro donde está dando clases, igual son gemelos y no lo saben.

Un saludo.

P.

Un profe cualquiera... dijo...

Estuve hablando con mi "Joaquín" y me cuenta que profesores dando clases en la Complu a alumnos de altas capacidades son trece. Puede que no sean tantas casualidades...

PLB dijo...

Hola:

Me imagino que debe estar en un programa que se llama Estalmat (EStimulo del TAlento MATematico) sí que son bastantes, pero profes de instituto y asociados habrá menos. Pero mi Joaquín daba clases en la Complu de asociado y no en la Autónoma.

P.

Un profe cualquiera... dijo...

Resulta que el mío también, me había equivocado.